Show simple item record

dc.contributor.authorFernández Otero, Toribio 
dc.date.accessioned2018-03-16T09:50:33Z
dc.date.available2018-03-16T09:50:33Z
dc.date.issued2018-03-16T10:50:33Z
dc.description.abstractEste nuevo músculo sirve para manejar extremidades robóticas. Es a la vez un sensor de tacto y actuador mecánico que aplica la energía necesaria en cada ocasión. Por lo tanto, el nuevo sistema sería capaz de levantar objetos muy pesados o de sujetar un huevo sin romper su cáscara. Los investigadores que han logrado este revolucionario y novedoso sistema son Toribio Fernández Otero y María Teresa Cortés, del grupo de investigación de Electroquímica, Materiales y Dispositivos Inteligentes. Su trabajo se acaba de publicar en la revista científica Advanced Materials y ha merecido una amplia reseña en Nature.Las aplicaciones del nuevo músculo artificial con sensibilidad táctil son inmensas ya que abre la perspectiva de máquinas robotizadas con tacto. Estas permiten hacer trabajos de alta precisión en cualquier entorno que resulte de muy difícil acceso a una persona. Este avance científico puede desarrollar trabajos tanto en el espacio, como en las profundidades marinas o en un entorno peligroso, según explica el catedrático Fernández Otero. El investigador señala que este músculo artificial supone un cambio de paradigma en el desarrollo de todo tipo de robots y máquinas. Como ejemplo apunta que con un dispositivo basado en este sistema, un especialista puede operar desde la tierra a un astronauta que se encuentre en el espacio, con la misma precisión y sensibilidad que si ambos se encontraran en el quirófano de un hospital. El nuevo músculo artificial que funciona como sensor y actuador sustituye a los brazos o dedos robotizados normales, que para que tengan algo de sensibilidad necesitan llevar varios sensores de precisión y los cables necesarios en estos complicados artefactos. Este avance está realizado con polímeros conductores que se desarrollaron en 1979 y fueron galardonados con el premio Nobel de Química en el año 2000. El material utilizado por los investigadores de la UPCT es un plástico denominado polipirrol, en dos capas conductoras y en medio una película adherente por las dos caras. De esta forma se comporta como un músculo natural ya que se contrae y se expande. El catedrático Fernández Otero trabaja en músculo artificial desde el año1990. Su primer trabajo en este campo lo patentó hace diez años. En su dilatada carrera profesional, sus investigaciones han recibido diversos reconocimientos internacionales. Es autor de varias patentes españolas y europeas, colaborador de la NASA y de diversas empresas nacionales e internacionales.es_ES
dc.formatvideo/mp4
dc.language.isospa
dc.publisherCentro de Producción de Contenidos Digitales
dc.rightsDerechos de uso: Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 España
dc.rights.urihttp://creativecommons.org/licenses/by-nc-nd/3.0/es/
dc.titleMúsculos Artificiales
dc.typeinfo: eu-repo/semantics/other
dc.subjectMúsculos Artificialeses_ES
dc.subjectInvestigación
dc.identifier.urihttp://hdl.handle.net/10317/6752
dc.identifier.urlhttps://media.upct.es/videos/?vim=MjE0OA==
dc.rights.accessRightsinfo: eu-repo/semantics/OpenAccess


Files in this item

FilesSizeFormatView

There are no files associated with this item.

This item appears in the following Collection(s)

Show simple item record

Derechos de uso: Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 España
Except where otherwise noted, this item's license is described as Derechos de uso: Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 España