Show simple item record

dc.contributor.authorPárraga Zambrano, Katherine 
dc.date.accessioned2014-07-15T09:21:42Z
dc.date.available2014-07-15T09:21:42Z
dc.date.issued2014-06
dc.description.abstractEl pasado 1 de enero de 2014 entró en vigor la ley 23/2013 de reforma del sistema de pensiones. Dicha reforma se basa en dos pilares importantes: el Índice de Revalorización y el Factor de sostenibilidad, estos pilares han sido elaborados por el Ministerio de Empleo y serán supervisados por un organismo conocido como “Autoridad Fiscal”, vinculado con el ministerio de Hacienda. Por un lado, nos encontramos con el Índice de Revalorización que sustituirá al IPC. No hay que olvidar que desde 1997, las pensiones se revalorizaban anualmente según el IPC de noviembre. Así, los pensionistas recibían cada enero una paga única que les compensaba la diferencia entre el aumento aplicado por la previsión de IPC del año anterior y el IPC real de noviembre, garantizando que no se perdiese poder adquisitivo. A partir de 2014 las prestaciones se actualizarán en función de los ingresos y gastos del sistema de la Seguridad Social así como del aumento de los pensionistas. Dicho sistema además integra un suelo de subida del 0,25% y un techo del IPC más el 0,5%. Esto quiere decir que en un futuro las pensiones ni bajarán ni se podrán congelar, pero este nuevo sistema no garantiza que se mantenga el poder adquisitivo como lo hacía el anterior. Por otro lado el Factor de Sostenibilidad se encargará de ajustar la pensión inicial de jubilación con las variaciones de la esperanza de vida, teniéndose en cuenta las tablas de mortalidad de la población pensionista y la edad de 67 años como edad de jubilación de referencia. Dicho factor se aplicará a aquellos pensionistas que se jubilen a partir del 1 de enero de 2019: el valor actual de la pensión que recibirá un pensionista será equivalente al valor actual de la pensión que recibirá otro pensionista con idénticas características excepto la esperanza de vida y el momento de la jubilación. Este Factor de Sostenibilidad no cambiará la edad legal de jubilación de los 67 años, en vigor desde el pasado 1 de enero de 2013. Estas reformas se han basado en datos aportados por muchos estudios realizados por economistas e investigadores para saber el futuro del sistema público de pensiones. Entre esos estudios nos encontramos con uno basado en un modelo conocido como “Carrión”, creado por investigadores de la Universidad de Valladolid. Su objetivo era analizar la sostenibilidad del sistema de pensiones español poniendo especial énfasis en los cambios en la estructura poblacional y los fenómenos migratorios. Sin embargo, el modelo Carrión utilizaba datos únicamente hasta 2005 y no preveía los efectos de la crisis económica que comenzó a mediados de 2007, en particular el masivo retorno de inmigrantes y la significativa emigración de nativos. Tras el deterioro de la situación económica y financiera, y especialmente el incremento del desempleo, en España se ha provocado una disminución de entradas netas de inmigrantes que se han vuelto negativas desde principios de 2011. El INE en el 2011 elaboro unos flujos de entradas y salidas por nacionalidades, obteniendo un saldo negativo tanto en extranjeros como en españoles (la llamada “fuga de cerebros” que afecta a los jóvenes sobre todo con estudios universitarios). A finales de 2012 se registro una ligera caída de la población total, concentrada principalmente en el tramo de la población en edad de trabajar. Por ello mi objetivo será recalcular los resultados del modelo Carrión con datos hasta 2012 con el fin de responder a la siguiente pregunta: ¿Cómo se ve afectada la sostenibilidad del sistema de pensiones español cuando se tienen en cuenta los efectos migratorios de la crisis? Si bien a primera vista la respuesta parece obvia, ya que la salida de cotizantes disminuye los ingresos del sistema, también ha de tenerse en cuenta que los inmigrantes que retornan a sus países ya no se jubilarán en España, disminuyendo el gasto en pensiones para un segmento de edad de la población que se retirará entre 2040 y 2050, momento en el que los problemas de sostenibilidad del sistema se prevén más agudos. El trabajo está estructurado de la siguiente forma. En la sección 2 se describe brevemente el modelo Carrión, mientras que en la sección 3 se mencionan las fuentes de los datos obtenidos para su actualización. La sección 4 presenta los principales resultados del modelo, en concreto la proyección del ratio de cotizaciones sobre PIB desde 2012 hasta 2062 comparada con las previsiones realizadas para la reforma del sistema de pensiones español. La sección 5 finaliza con las principales c Zenón Jiménez-Ridruejo, Carlos Borondo Arribas, Julio López Díaz, Carmen Lorenzo Lago y Carmen Rodríguez Sumaza (2006), “El Efecto de la Inmigración en la Sostenibilidad a Medio y Largo Plazo del Sistema de Pensiones en España”, disponible en: http://www.seg-social.es/prdi00/groups/public/documents/binario/100618.pdf.onclusiones.es_ES
dc.formatapplication/pdfes_ES
dc.language.isospaes_ES
dc.publisherEl Autores_ES
dc.rightsAtribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 España*
dc.rights.urihttp://creativecommons.org/licenses/by-nc-nd/3.0/es/*
dc.title¿Cómo se ve afectada la sostenibilidad del sistema de pensiones español cuando se tienen en cuenta los efectos migratorios de la crisis?es_ES
dc.typeinfo:eu-repo/semantics/bachelorThesises_ES
dc.subject.otherEconomía Aplicadaes_ES
dc.contributor.advisorLópez Pérez, Víctor 
dc.subjectPensioneses_ES
dc.subjectEfectos migratorioses_ES
dc.identifier.urihttp://hdl.handle.net/10317/4067
dc.description.centroFacultad de Ciencias de la Empresaes_ES
dc.contributor.departmentEconomíaes_ES
dc.rights.accessRightsinfo:eu-repo/semantics/openAccesses
dc.description.universityUniversidad Politécnica de Cartagenaes_ES


Files in this item

This item appears in the following Collection(s)

Show simple item record

Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 España
Except where otherwise noted, this item's license is described as Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 España