Mostrar el registro sencillo del ítem

dc.contributor.authorBaños Gil, Francisco 
dc.date.accessioned2013-11-11T12:55:28Z
dc.date.available2013-11-11T12:55:28Z
dc.date.issued2013-09
dc.description.abstractLa siniestralidad laboral es uno de los mayores problemas que asedian a la sociedad actualmente. Este problema provoca accidentes de trabajo y enfermedades profesionales que en muchas ocasiones llevan a los trabajadores que los sufren a perder la vida o a tener secuelas tanto físicas como psíquicas difíciles de eliminar, algo por otro lado, difícil de comprender en una sociedad moderna. Además esta situación es un factor que influye negativamente en las empresas de un país o región y en el propio Estado, debido a los grandes costes económicos que supone. Según los últimos datos anuales publicados por el Instituto de Seguridad y Salud Laboral de la Región de Murcia (ISSL) referentes a la siniestralidad laboral durante el año 2.012, los accidentes de trabajo con baja en jornada de trabajo en esta Comunidad Autónoma fueron de 11.418, siendo 11 los accidentes que costaron la vida al trabajador, a esta cantidad habría que sumarle la correspondiente a accidentes de trabajo con baja “in itinere” y a los que no ocasionaron baja, en total 35.511. Durante ese mismo periodo, según datos del Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo (INSHT), en el total del Estado se produjeron alrededor de cuatrocientos mil accidentes de trabajo con baja en jornada de trabajo, suponiendo 444 muertes. Además de estos datos, está demostrado según indica un estudio realizado por María Pilar García Galindo del ISSL, que los accidentes de trabajo y las enfermedades profesionales producen unos costos económicos sobre las empresas y el Estado que en el año 2007 ascendieron a casi 400 millones de euros en la Región de Murcia, para un total de 57.118 accidentes de trabajo y 481 enfermedades profesionales. Estos costos provienen sobre todo de la productividad perdida, las jornadas no trabajadas, las sanciones de la Inspección de Trabajo, las prestaciones y asistencia sanitaria de las Mutuas de Accidentes de Trabajo y Enfermedades Profesionales o las pensiones y los pagos que el Instituto Nacional de la Seguridad Social otorga por incapacidad o muerte. Todo ello, sin contar con los costes que se producen por la utilización de servicios públicos como servicios de emergencias sanitarias, servicios forenses y jurídicos, policía judicial, etc. En este entorno caracterizado por el gran impacto que produce la siniestralidad laboral en toda la sociedad, es muy importante que todos los sectores productivos sean conscientes del problema que esto supone y consideren que los accidentes de trabajo y las enfermedades profesionales son sucesos evitables que se producen por las condiciones de trabajo y la inexistencia, en muchos casos, de medidas preventivas. Por ello, La evaluación de los riesgos, la adopción de medidas de seguridad eficaces y un seguimiento riguroso son actividades esenciales para reducir las cifras de siniestralidad y por tanto los costos económicos. El sector de la construcción no es ajeno a estos problemas, ya que es uno de los sectores donde más accidentes de trabajo se producen, de hecho es el sector con el índice de incidencia1 más alto tanto a nivel autonómico como nacional. Por tanto, se puede decir que la construcción en proporción a sus trabajadores afiliados a la Seguridad Social, es el sector productivo donde mayor número de accidentes de trabajo se produce. Dentro de este sector, es en la construcción de edificios donde más accidentes de trabajo se originan, afectando en una mayor proporción a los trabajadores cuya ocupación se centra en las obras estructurales. Es en esta fase de ejecución de un edificio, es decir en la construcción de la estructura y sobre todo la del montaje de los encofrados horizontales, donde más riesgos pueden existir para los trabajadores, debido a la falta de elementos propios del edificio que puedan ayudar a protegerlos de riesgos tales como las caídas de altura, considerado por la legislación en materia de prevención de riesgos laborales en la construcción, como uno de los riesgos especiales para la seguridad y salud de los trabajadores. Por lo tanto, con este estudio se pretende que a la hora de acometer la ejecución de un proyecto de edificación, se conozcan desde su inicio las diferentes medidas de protección que es necesario adoptar para el montaje de un sistema de encofrado horizontal.es_ES
dc.formatapplication/pdfes_ES
dc.language.isospaes_ES
dc.publisherEl Autores_ES
dc.rightsAtribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 España*
dc.rights.urihttp://creativecommons.org/licenses/by-nc-nd/3.0/es/*
dc.titleMedidas de protección en trabajos con encofrados horizontales en estructuras de hormigón en edificaciónes_ES
dc.typeinfo:eu-repo/semantics/masterThesises_ES
dc.subjectPrevención riesgoses_ES
dc.subjectEncofrados en hormigónes_ES
dc.contributor.advisorPérez Navarro, Julián 
dc.identifier.urihttp://hdl.handle.net/10317/3632
dc.description.centroFacultad de Ciencias de la Empresaes_ES
dc.contributor.departmentArquitectura y Tecnología de la Edificaciónes_ES
dc.rights.accessRightsinfo:eu-repo/semantics/openAccess
dc.description.universityUniversidad Politécnica de Cartagenaes_ES


Ficheros en el ítem

Este ítem aparece en la(s) siguiente(s) colección(ones)

Mostrar el registro sencillo del ítem

Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 España
Excepto si se señala otra cosa, la licencia del ítem se describe como Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 España